Sobre la soledad II: 4 actitudes que impiden escuchar bien

En un artículo anterior, desgranamos algunas actitudes que dificultan la expresión de los sentimientos propios; en éste, mostraremos algunas actitudes que impide que podamos atender realmente lo que quiere decirnos una persona y que se sienta escuchada. En la comunicación eficaz emisor y receptor del lenguaje intercambian de forma fluida y muchas veces intuitiva los papeles del que habla y del que escucha, pero si una persona no se siente escuchada seguirá insistiendo en su mensaje y no nos escuchará a nosotros. Cuando la comunicación es efectiva establecemos vínculos emocionales con los demás; si no sabemos escuchar, seguramente nos sintamos solos o solas más a menudo de lo que nos gustaría. 

Leer más 0 comentarios

Sobre la soledad I: Las dimensiones de la soledad y sus tipos.

Al igual que hicimos con la ira, vamos a ir publicando una serie de artículos relacionados con la soledad. El cómo vivir y elaborar los sentimientos de soledad es una de las tareas que más nos reclaman los clientes en la práctica clínica y generalmente provoca malestar y sufrimiento en muchas personas...Podríamos decir que una persona siente soledad  cuando no existen o no se perciben relaciones sociales satisfactorias. A veces, cuando sentimos soledad, pueden surgir problemas psicológicos como ansiedad, depresión, problemas con el sueño, problemas con la comida, adicciones, etc...pero, existen muchas formas diferentes de soledad,  atendiendo a las siguientes dimensiones:

Leer más 0 comentarios

7 maneras de asumir la responsabilidad emocional de nuestra vida

Entendemos "responsabilidad"  como la capacidad para responder con habilidad ante una determinada situación. Las personas responsables, por tanto, son las que tienen el talento o la suficiencia de actuar adecuadamente ante ciertos acontecimientos. Pero, ¿qué significa asumir la responsabilidad emocional de nuestra vida?... A veces, nuestras emociones dependen más de lo que opinen los demás de nosotros/as que de nuestra propia valoración... en este caso, hacemos a los otros/as no solo responsables de nuestras emociones, sino además culpables de nuestro sufrimiento; empezamos a depender emocionalmente, nos enojamos con ellos/as cuando lo pasamos mal y nos sentimos a su merced. Asumir la responsabilidad emocional de nuestra vida significa ser consciente de que mis emociones dependen de mi y de lo que pienso sobre las situaciones y sobre lo que hacen los demás, que realmente  la capacidad de controlar mis reacciones emocionales está en mi interior y la puedo desarrollar.

Leer más 0 comentarios

8 formas de pensar que minan tu autoestima

Podemos entender la autoestima como la forma que tenemos de comunicarnos con nosotros/as mismo/as, y junto con la autoimagen (grado de satisfacción con la propia imagen) y la autoeficacia (grado de satisfacción con los resultados de nuestras acciones), compone el llamado "autoconcepto" de una persona (opinión que cada uno/a tiene de si mismo/a). La baja autoestima está relacionada con una forma de pensar y de hablarnos distorsionada, exagerada, polarizada, que cambia la realidad y que "encuentra" lo que da miedo hallar: se deforma la realidad de forma inconsciente de manera que se concluye lo que se teme, que "no valgo", que "no soy bueno/a)...

Leer más 0 comentarios

Salir de la rumiación

Cuando rumiamos no podemos dejar de dar vueltas a algo que tememos o que nos inquieta, generalmente  un problema, y que creemos que se escapa a nuestro control. Esperamos que pensando y pensando sobre el tema en particular consigamos tener claro cómo enfocar o afrontar ese problema o vicisitud que nos agobia.

Parece que si lo dejamos estar, no conseguiremos llegar a conseguir "controlar" y por eso nos embarcamos en la rumia. El problema de la rumia es que sesga ese análisis centrándose en el problema y no en las posibles soluciones. Podríamos decir, que la diferencia entre pensar en un problema sanamente y rumiar el problema es que, en el primer caso, a los pocos minutos, empezaremos a centrarnos en las soluciones y eso no ocurre con la rumia. Por definición, con la rumia nos atascamos en dar vueltas y vueltas al problema y a las consecuencias temidas indefinidamente, en vez de buscar posibles soluciones. Por tanto, en esa búsqueda de control, lo que realmente ocurre es que la rumiación provoca un aumento del nivel de estrés y de las emociones que lo suelen acompañar, es decir, ansiedad, miedo e ira, fundamentalmente, e incluso la culpa, que suele aparecer más tarde. Lo adecuado sería interiorizar los peligros de la rumiación y abandonar su práctica; es importante indicar que la rumiación es un intento de control que pretende evitar el miedo o la ansiedad, pero es baldío, ya que consigue un efecto paradójico o rebote, aumentando el malestar y la angustia. Además, muchas veces aparece de forma inconsciente y boicotea nuestros esfuerzos, nuestra atención y nuestra concentración cuando desempeñamos una tarea o actividad diferente. 

Leer más 0 comentarios

El apego y la dependencia emocional

 

El psicólogo Walter Riso define el apego en su libro Desapegarse sin anestesia , como "un vínculo obsesivo con un objeto, idea o persona que se fundamenta en cuatro creencias falsas: que es permanente, que te va a hacer feliz, que te va a dar seguridad total y que dará sentido a tu vida. Cuando tienes un vínculo de este tipo no estás preparado para la pérdida y no aceptas el desprendimiento."

 

 

Leer más 0 comentarios

3 formas equivocadas de relacionarte con tu pareja.

A veces nos empeñamos en relacionarnos con nuestra pareja apoyándonos en ciertas ideas o creencias , que pretenden sustentar la relación, pero que en realidad la encorsetan y la lastran:

Leer más 0 comentarios

¿Es ilimitado el poder de las emociones?

Que las emociones que sentimos tienen un gran poder en nuestro interior es algo que casi todo el mundo conocemos por experiencia propia. Según sintamos, nuestra motivación, nuestra autoestima o nuestra salud física se van a ver afectados de una forma positiva o negativa.

 

Pero he aquí una nueva visión revolucionaria para el saber occidental (que no para otras culturas): las emociones también influyen en el espacio físico de nuestro alrededor. La ciencia ha demostrado que el poder del campo magnético del corazón y de sus emociones no solo influyen en nuestro átomos sino también en el espacio que creíamos vacío que existe entre la materia del universo. ¿Es posible que las emociones sean la ciencia que hay detrás de los milagros?. Es algo que se está investigando ya, aunque no de forma masiva; actualmente hay muchos científicos que trabajan en esta línea.

 

Uno de ellos es Gregg Braden, que utiliza los principios de la mecánica cuántica para explicar cómo los pensamientos, las emociones y los sentimientos pueden convertirse en el eje de una existencia plena. Pensamos que no es cuestión de creer o no creer, sino de reflexionar, experimentar y observar... y, bien vale dar a conocer a la sociedad una nueva perspectiva para nuestro pensamiento occidental, que es muy antigua en la historia de la humanidad.

Leer más 1 comentarios

"Sé atractiva"

"El valor de una mujer se mide por su apariencia", "para estar guapa hay que sufrir", son dos mandatos de género que tienden a generar, en las mujeres, una gran insatisfacción con la imagen de sí misma, lo que disminuye su autoconcepto, su sensación de valía. Estas sentencias indican que las mujeres tienen que trabajar su imagen para dar placer a  las otras personas y obtener su aprobación, para poder así sentirse satisfechas consigo mismas. La creencia que, una mujer es atractiva mientras sea joven, alta, delgada, con prominentes pechos y caderas estrechas, empuja a las mujeres a esforzarse para alcanzar el ideal de la mujer físicamente "perfecta", un ideal inalcanzable impuesto socialmente porque se basa en una visión distorsionada del cuerpo de una mujer "sana". Siguiendo los cánones de belleza actuales, las mujeres se miran a sí mismas comparándose con imágenes de modelos maquilladas, retocadas, operadas y estáticas que nada tienen que ver con la realidad. El sentimiento de incomodidad, de disminución y la pérdida de autoestima serán un hecho en el caso de "creer" en estas falsas premisas. 

Leer más 0 comentarios

Intercambiando los roles de género

La desigualdad de género es, en muchos casos, invisible. No se trata simplemente de la igualdad legal entre hombres y mujeres, sino de un conjunto de actitudes, roles, sentimientos y problemas cotidianos que nos afectan a las mujeres por el mero hecho de serlo. 

Leer más 0 comentarios

El duelo ante la muerte de un ser querido

  

En nuestra sociedad, el tema de la muerte es un tema tabú. No se habla de ello y, cuando nos toca afrontarla, tendemos a aparentar que no pasa nada y que estamos bien. Alejamos a los niños de todo lo que tenga que ver con ella. La evitamos. Como si evitar hablar de ella hiciera que desapareciera. Sin embargo, la muerte es lo único que sabemos que no se puede evitar. A cada uno/a de nosotros/as nos llegará y llegará también a nuestros seres queridos, y a los que no lo son. A todos.

 

 

 

Leer más 0 comentarios

¿Depresión, o tristeza?

Las emociones negativas, cuando aparecen de forma adecuada, son consecuencia de un procesamiento cognitivo correcto, nos muestran nuestras necesidades y nos conducen hacia su satisfacción, son emociones genuinas, nos podemos fiar de ellas.  En cambio, cuando las emociones que sentimos nos desbordan, es porque son muy intensas, habitualmente fruto de pensamientos exagerados o irracionales; dichas emociones nos parasitan y sólo buscamos evitarlas, deshacernos de ellas, aunque muchas veces, nos llevemos por delante nuestros valores.

Leer más 0 comentarios

Control de la ira III: El mito del desahogo

 Muchas personas creen que si sientes ira lo mejor es exteriorizarla, soltarla. Esta actitud está basada en la creencia de que la persona que nos hace daño merece ser castigada. En el fondo, lo que está latente es que uno no es responsable de su dolor, sino que son los demás los que nos hieren. Y si nos han herido entonces se han portado mal; por lo tanto se merecen toda nuestra ira para que aprendan. Es la cultura del revanchismo.

Leer más 0 comentarios