¿Bailamos?

Es verdad que poseer conocimiento nos puede ayudar en un futuro a prosperar económicamente y que eso nos ayudará a cubrir bastantes de las necesidades básicas del ser humano, como el alojamiento, vestido, el alimento, el confort... y podemos llegar a pensar que  eso nos hará felices. Pero cada vez más, en los últimos años o lustros, muchos padres tienden a llevar hasta el extremo esta creencia para con sus hijos e hijas, lo que puede dificultar e incluso impedir que desarrollen  los muy importantes aspectos del "ser" (cuerpo, mente, emociones, espíritu). Aspectos que se desarrollan si se cubren otras necesidades también muy importantes para el ser humano, como son  la de la autoafirmación, la independencia, el juego, la realización, la integridad, elegir los propios objetivos y valores, el autoconocimiento, la consciencia de la propia valía,   la celebración de la vida (por citar algunas), y que no se cubren por una acumulación de conocimiento que, en principio, aumente la probabilidad de ganar dinero, pero que no te lo asegura, sobretodo si tenemos carencias en estos aspectos del ser. 

Leer más 0 comentarios

10 diferencias entre el enfado y la rabia

Enfadarse es normal y sano. Enfadarse con los demás es un sentimiento constructivo que nos avisa cuando nuestros límites no están siendo respetados. El enfado nos ayuda a protegernos y a marcar unas reglas hacia  otras personas sobre lo que puede hacer respecto a nosotros, o decir, y lo que no.  Muchas personas intentan evitar enfadarse para evitar el conflicto, aunque a la larga lo que eso provoca es que  aparezca una sensación de injusticia persistente o de desequilibrio en la relación, que se va acumulando en forma de rabia y, que puede desencadenar ataques de ira, en el que predomina la agresividad,  donde es habitual perder las formas, no nos explicamos correctamente y habitualmente provoca un sentimiento de culpa posterior que hace más probable que intentemos evitar expresar los siguientes enfados recurrentemente... y así entramos en un círculo vicioso de enfado y culpa.

Leer más 0 comentarios