Terapia de Pareja

Cuando empiezan una relación, las parejas suelen pensar que su relación es diferente a todas las demás y que la pasión, el amor profundo y la conexión entre ambos durará para siempre.

 

Sin embargo, las parejas de larga duración afrontan, con el paso del tiempo, problemas y conflictos que deben resolver con habilidades y herramientas que no tienen nada que ver con el enamoramiento.

 

Se trata de conciliar el espacio personal, no sólo de ocio, sino de proyectos vitales, pensamientos, emociones, individualidades al fin y al cabo, con el espacio y los proyectos compartidos con la pareja. Cooperar, transigir, adaptarse, reconocer errores y perdonar.

 

Para ello, deben enfrentarse a negociaciones que requieren una alta dosis de habilidades de comunicación, empatía y esfuerzo. Muchas veces pensamos que nuestra pareja “debería” saber, conocernos, hacer todo aquello que nos hace felices y que, “si me quisiera” sabría, conocería, haría, esto o aquello. Tendemos a pensar que las parejas felices no afrontan conflictos y que, si lo hacen, lo hacen con gusto, con placer. Sin sufrimiento. Sin embargo, es todo lo contrario. Las parejas felices tienden a reconocer y reforzarse mutuamente, pero también tienden a aceptar, comunicar y negociar más que las que no lo son.

 

Cuando una pareja empieza a tener problemas (desilusión, conflictos, malos entendidos), acumula grandes dosis de resentimiento y rabia, de dolor, que hacen cada vez más difícil que se pongan en el lugar del otro. Tienden a pensar que su unión fue un error.

 

El objetivo de la terapia de pareja es desenredar los nudos que se han ido haciendo a lo largo de la relación. Algunos objetivos generales suelen ser:

 

  • Corregir interpretaciones erróneas, aprender a expresar pensamientos, emociones y deseos, así como comprender los pensamientos, emociones y deseos del otro.
  • Analizar las expectativas y reglas acerca de la relación, basadas en ideas sociales o heredadas de la familia de origen y valorar sus consecuencias en la pareja.
  • Mejorar la comunicación, detectando las perturbaciones y fallos que dificultan la comprensión y conexión entre ambos.
  • Saber expresar y recibir afecto de una manera clara, cercana y armoniosa.
  • Detectar y resolver problemas concretos.
  • Aprender a hacer planes juntos y tomar decisiones,
  • Disfrutar más el uno del otro, de la intimidad, la sexualidad y el humor.

 

En el caso de que la pareja decida que la mejor opción es la separación, la terapia también ayuda a poner fin a esa etapa de manera negociada y amistosa.

 

En todo caso, la terapia de pareja ayuda a las personas a redirigir sus objetivos y expectativas para obtener una mayor satisfacción personal dentro y fuera de la pareja.

 

Enlaces relacionados:

http://www.cop.es/colegiados/m-00451/parejamuysaludable.htm

Artículos relacionados:

El amor en pareja

Cómo transmitir los sentimientos negativos a tu pareja

Problemas de pareja tras el nacimiento de un hijo/a

Diferentes maneras de comunicación entre un hombre y una mujer

Comunicación no violenta: Comunicar para la paz

Control de la ira I: 5 formas de pensar que te harán de rabiar

Control de la ira II: darse cuenta de las consecuencias 

 Control de la ira III: el mito del desahogo


Psicólogos en Madrid

 

 

Las sesiones de pareja se atienden con cita previa y tienen una duración aproximada de 90 minutos. Su precio es de 80€ por sesión