Experimentos sobre racismo

Queramos o no reflejamos, como sociedad y como personas, en nuestro comportamiento, en nuestras decisiones cotidianas, en cómo se cuentan las cosas, actitudes que pueden generar prejuicios, a veces de forma tácita y otras, de una manera directa. Algunas personas etiquetan a otras en una búsqueda de seguridad, por un anhelo de pertenencia, o por una necesidad de autoestima, para evitar un conflicto interior, ya que así creen que les será más fácil "leer el mundo" y situarse en él, desde una posición de superioridad. Pero deformar la realidad para que se adapte a unas creencias sesgadas y poco lógicas no es  una solución, aunque permita un alivio temporal, una persona solo puede sentir paz si se trabaja primero desde dentro. 

Leer más 0 comentarios

Intercambiando los roles de género

La desigualdad de género es, en muchos casos, invisible. No se trata simplemente de la igualdad legal entre hombres y mujeres, sino de un conjunto de actitudes, roles, sentimientos y problemas cotidianos que nos afectan a las mujeres por el mero hecho de serlo. 

Leer más 0 comentarios

La indefensión aprendida

Según Seligman, la depresión se aprende...y se produce cuando los individuos asumen que sus fracasos se deben a acontecimientos incontrolables y creen que continuarán fracasando mientras esas situaciones sigan más allá de su control: la depresión se produce porque esas personas creen que son incapaces de controlar su propio destino; las personas aprenden que los eventos son independientes de su conducta. Seligman, en los años 70, denominó indefensión aprendida a la expectativa de que los acontecimientos son incontrolables. 

Leer más 0 comentarios

La Influencia Social

Somos seres sociales, de eso no hay duda, cooperar nos ha servido para evolucionar y, competir salvajemente nos está llevando a la autodestrucción pero, ¿hasta que punto nos dejamos influir por el comportamiento de un grupo de personas?. Vamos a intentar responder, visual y brevemente, a esta pregunta desde una perspectiva divertida y con humor.:

Leer más 0 comentarios

Los límites de la atención.

La atención es un mecanismo que permite al ser humano percibir e interactuar con el ambiente. La atención no es exclusiva de los seres humanos y tampoco es infalible, sino limitada. Estos procesos de atención y percepción han cumplido un papel fundamental en la evolución humana posibilitando interacciones adaptativas con el entorno. La atención, que puede ser voluntaria o involuntaria tiene sus sesgos y limitaciones. Esta broma es muy esclarecedora sobre la limitada capacidad de los procesos atencionales; en ella se anima a los participantes a que hagan un ejercicio de atención voluntaria (encontrar en un plano una dirección e indicar el camino, lo que requiere un esfuerzo cognitivo importante), mientras la persona que intenta ayudar se concentra (dirige su atención) se produce un cambio muy importante en el entorno, que la mayoría de las pesonas no logra identificar, pero no todas...

Leer más 3 comentarios