mié

17

jul

2013

Vacaciones emocionales

El sentido del humor es una de las herramientas más poderosas que posee el ser humano para afrontar los peligros y los problemas de su existencia. Para facilitar el sentido del humor es necesario desarrollar un pensamiento lógico-racional, que es algo que se supone en las personas y una diferencia con otras especies. El sentido del humor ayuda a afrotar el estrés cotidiano, a afrontar problemas y a resolver acontecimientos amenazantes sin la pesada carga de reacciones emocionales desmesuradas.  

 

Cuando aparece una respuesta de estrés ha habido una valoración consciente y/o inconsciente o intuitiva de la capacidad que tenemos para afrontar una situación determinada; se produce la respuesta de estrés, por tanto, cuando creemos que la situación puede llegar a sobrepasarnos y provoca un gasto energético físico, psíquico y emocional, a veces exagerado; si esta situación continúa aparecen consecuencias en el cuerpo (somatizaciones) y en la mente (episodios de inestabilidad emocional marcados por la ansiedad, miedo, la ira, la culpa o la depresión). El sentido del humor y la risa es un camino directo hacia la tranquilidad y hacia el bienestar. 

Bien es cierto que una noticia positiva también puede activar una reacción importante, aunque habitualmente estará mediada por la generación de endorfinas y no por la adrenalina y el cortisol, que son neuratransmisores implicados en la respuestas de estrés y son bienvenidos cuando hacen falta pero si se quedan mucho rato pierden su eficacia y generan problemas. El ser humano está hecho para emocionarse, para estresarse y para sentir. Está perfectamente equipado para resistir a muchos momentos puntuales y algunos períodos de estrés sin que se produzcan consecuencias graves. 

 

Las vacaciones tienen un gran poder terapéutico para casi todo el mundo. Es el momento de ocio, una oportunidad para divertirse distraerse, cambiar hábitos y salir de la rutina. También es una buena ocasión para descansar, llenarnos de energía, y una gran oportunidad para ver los problemas en perspectiva y tomar decisiones.

 

Cuando desarrollas el sentido del humor (la risa) y el buen humor (la sonrisa) estás enviando un mensaje a tu cuerpo y a tu mente para que se tomen un descanso, para que recarguen energía; y es que el sentido del humor son vacaciones para nuestro estado de ánimo, nuestras emociones y un camino hacia el bienestar que no se fija en el calendario, siempre que quieras puedes tomarte unas vacaciones emocionales.

La risa es una vacación instantánea. Milton Berle

 

Jesús Mendieta Martínez


 

Contacto

 

Dirección:

c/ Clara del Rey nº 24

     Esc. 2 2ºA

     28002. Madrid

 

Teléfono:

657.07.96.82

657.07.96.81

 

Email:

info@gabinetedepsicologia-mm.com 

jmendieta@cop.es 

irenemolla@cop.es

 

 

 

 

NUESTRO BLOG

Boletín de noticias

Si quieres que te avisemos cuando publiquemos nuevos artículos, regístrate en nuestro boletín de noticias.